Snapchat

A continuación te ofrecemos los enlaces para realizar la descarga:

Descargar para iOS Descargar APK para Android
Descargar para Blackberry Descargar para PC

Desde que se creó en 2011 su popularidad no ha dejado de crecer alcanzando más de 100 millones de usuarios activos en todo el mundo.

¿Qué es Snapchat?

Como ya habréis adivinado, se trata de una aplicación móvil destinada a la mensajería instantánea, solo que esta va enfocada a un público más joven, con los datos de su propia web, que indican que el 60% de sus usuarios tienen entre 13 y 35 años, parece confirmarlo.

Publicidad


Su exponencial crecimiento se ve en la cantidad de videos compartidos (7 billones hasta la fecha).

Orígenes de Snapchat

Sus inicios comenzaron como no en Estados Unidos, en donde principalmente se utilizaba por adolescentes para realizar el sexting (relaciones eróticas a través de mensajes cortos) debido a su naturaleza fugaz que evocaba rápidamente a compartir las fantasías más pícaras. De ahí evolucionó a una herramienta con infinitas posibilidades.

¿Cómo se utiliza?

Para los que ya sean expertos en WhatsApp, Line y otras aplicaciones de mensajería, les resultará muy fácil adaptarse a Snapchat, ya que consiste precisamente en eso; enviar mensajes a contactos o grupos de estos.
La peculiaridad sin embargo, está en que dichos mensajes se autodestruyen en cuestión de segundos. Si, has leído bien, al puro estilo Telegram pudiendo elegir entre un intervalo de 1 hasta 10 segundos para que se elimine el mensaje.

Se pueden enviar desde simples mensajes de texto hasta fotos o videos pudiendo editarse previamente. La gracia del sistema es que dichos momentos no se pueden volver a repetir, que es la filosofía del creador de Snapchat, por ello, no se guardan ninguno de los archivos que se envían.

¿Se consiguen evitar las capturas de pantalla? En teoría si, ya que debe mantener presionado un botón para ver lo que se le envíe a la otra persona, y cuando se suelta se destruye, aunque alguien que tenga habilidad podría aun así copiar lo que se envíe.

¿Para qué sirve?

El uso de Snapchat es principalmente el de compartir fotos, videos o mensajes de forma instantánea y no permanente, es decir, aquellos momentos del día que solamente queremos compartir con una persona en particular y sin el riesgo de que dicho archivo permanezca en internet tras enviarlo.
Lo anterior es solamente lo más básico, ya que el límite lo pone tu propia imaginación; existen multitud de concursos de Snapchat, cupones de descuento por parte de empresas, llamar la atención de tus seguidores de Twitter y Facebook y en definitiva, exprimir al máximo tu creatividad. Además, puedes tener una relación mucho más cercana con tus fans ya que los mensajes son privados y desaparecen tras cerrar la conversación.

Comparte tus momentos. La web ideal para selfies

Lo cierto es que el 5% del total de selfies de todo el mundo se realizan a través de esta aplicación, tanto en Android como en iOS. ¿El por qué? Es debido a que es la red social perfecta para compartir fotos feas, evitando la perfección y dando un toque fresco a las fotos tomadas, ya que ofrece la posibilidad de crear emojis con la cámara del móvil, es decir, una imagen animada en forma de icono que se puede luego compartir por el chat.

¿Por qué tiene tanto éxito?

Su impulso viene dado gracias a que el público objetivo de esta aplicación que es principalmente joven, puede escapar de las convencionales redes sociales como Facebook, que permiten que los padres puedan ver todo lo que se comparta.
Junto a ello, se une una preocupación por la privacidad después de que múltiples hackers e incluso la NSA pueda acceder a las cuentas de cualquier usuario en una red social. Eso en Snapchat no ocurre, pues al igual que Telegram sus datos no se guardan en ningún servidor, aunque como ya hemos explicado, hay que tener cuidado con quien se comparten los archivos.